¿Y la socialización?

Gracias a todas las personas que se tomaron el tiempo de leer la última entrega de mi Blog, realmente fue una sorpresa ver tantos comentarios, preguntas y palabras de ánimo. Muchas gracias significa mucho para mi en este proceso.

Y bueno creo que cuando exponemos ideas… surgen preguntas  y creo que todas ellas son muy interesantes. Desde luego, estas son mis opiniones muy personales, mi intención con este blog es compartir mi experiencia, y quizás dar algunas herramientas que puedan servir a otras mamás.

La pregunta más frecuente cuando hablamos de “escuela en casa” es: ¿Y la socialización? En mi caso particular, tengo dos hijos, que quienes los conocen saben cuan sociables son. En estos 5 meses han tenido la oportunidad de estar con niños de edades distintas a las de ellos, lo que les ha permitido aprender a jugar con niños más pequeños y más grandes que ellos. Usualmente en la escuela somos limitados a mantener relaciones  de amistad con niños de la misma edad y muy casualmente con niños de otras edades. ¿Dónde han encontrado esas nuevas amistades? Pues, en ese deseo de compartir con otros niños se abrieron nuevas oportunidades de conocer gente y sus vecinos, y muchos de los hijos de nuestros propios amigos nos han dado la mano al permitir que sus hijos nos visiten y viceversa. En esta dinámica he visto mucho más de cerca a mis hijos jugar, compartir y hasta pelear y solucionar discusiones con sus amigos.
Parte de esa socialización hemos sido nosotros mismos, esos dos adultos que ahora rodean sus horas de estudio, sus padres, sus “profes” y ahora en muchas ocasiones sus compañeros de juego. He disfrutado jugando a la cocinita con mi hija menor, al fútbol con mi hijo mayor, a las escondidas con ambos, recordé “juguemos en el bosque… hasta que el lobo….jajajaj” y volví a ser niña y ellos vieron a su mamá jugar…

Pienso que en este tiempo sus vidas se han enriquecido de amigos, pues aparte de esos círculos de amistad hemos buscado espacios de esparcimiento como la Escuelita de Fútbol en la que mi hijo mayor participa, el grupo de teatro para niños del que ambos forman parte y no puedo dejar de mencionar a un par de amigos que ven una vez por semana y que forman parte de su “FUN FRIDAY”. Este par de amigos si que los rebasan considerablemente en edad: “sus abuelitos”.

Finalmente quiero contarles que he descubierto a mis hijos relacionándose mucho mejor con sus pares después de experimentar la socialización con gente mucho mayor como mucho menor a ellos. El sentirse aceptados sin importar la ropa, los zapatos, la forma de hablar o de ser que tengan les ha permitido aceptar con mayor facilidad a todos quienes sean diferentes a ellos y al contrario cada niño para ellos es sencillamente otra nueva oportunidad de juego.

Bueno creo que tengo más preguntas que responder, pero lo tendré que hacer en la siguiente entrega.

Bendiciones,

Una mamá,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.