EL TIEMPO DE RECESO MEJORA EL APRENDIZAJE EN LOS NIÑOS

En esencia, el receso debería ser considerado como un tiempo personal para el niño y no debe ser retenido por razones académicas o punitivas

El New York Times recientemente reportó que hace 4 años atrás, Lucy Dathan, una mamá, se mudó a New Canaan, Conneticut donde ella matriculó a sus tres hijos en la Escuela Pública Primaria. 

Enseguida notó un cambio en el comportamiento y estado de ánimo de sus hijos después de clases debido a que solo les daban 20 minutos de recreo por día.

Les costaba concentrarse en sus tareas. Estaban inquietos y a veces malgeniados después de la escuela, lo que se atribuía a la acumulación de energía. Con tan poco tiempo para jugar afuera, le preocupaba que no tuvieran tiempo de relacionarse con sus amigos. “Fue difícil para ellos ajustarse al único recreo que tenían,”  dijo en la entrevista.

Así que, la señora Dathan, quien fue elegida para la legislatura de Connecticut en noviembre, acordó apoyar un proyecto de ley estatal que requeriría que las escuelas proporcionen al menos 50 minutos de juegos diarios no dirigidos para estudiantes inscritos en preescolar hasta quinto grado.

Ella dice:

“Creo que el tiempo de juego fomenta la creatividad que necesitamos para resolver los locos problemas que tiene este mundo, como el calentamiento global y otros asuntos que como planeta debemos enfrentar.” Y ella no esá equivocada. De hecho el pasado abril, los legisladores de Arizona pasaron una nueva ley mandando que las escuelas provean dos recreos diarios para los niños de primaria. Arkansas hizo lo mismo.

Los maestros ya han visto resultados alentadores, reportando menos acciones disciplinarias, un progreso en los puntajes de las pruebas y una mejoría en temas relacionados con su salud. 

Y si lo piensas, tiene sentido.

Los niños necesitan tiempo de inactividad. Necesitan tiempo para ser creativos, para que sus cerebros procesen lo que están aprendiendo, hagan ejercicios y tengan tiempo para construir relaciones con amigos a través del juego. 

Incluso la Academia de Pediatras de América (AAP) recomiendan que los niños tengan 60 minutos “de actividad moderada y vigorosa por día”, y el recreo puede ser parte de eso. 

“El receso es necesario en el día de un niño para optimizar su desarrollo social, emocional, físico y cognitivo”. “En esencia, el receso debería ser considerado como un tiempo personal para el niño y no debe ser retenido por razones académicas o punitivas”-AAP

Nuestros países aun están muy atrasados en esto. Finlandia por ejemplo, permite a los niños tener 15 minutos de receso por cada hora de clase. Esto significa, en promedio que ellos tienen 1.75 horas por día de juego en un típico dia de escuela de 7 horas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.